El gobierno italiano respalda la conferencia de la derecha antiaborto y antiLGTB

En Verona, la “ciudad de Julieta” , tendrà lugar el 29 y el 31 de marzo, el Congreso Mundial de las Familias. Aquí se ha citado, la “internacional conservadora” que desde Estados Unidos hasta Rusia lucha contra las conquistas de los derechos civiles y universales en el Viejo Continente recibió una cita. La reunión ha sido propuesta por el Ministro de la familia Lorenzo Fontana. A su lado, los líderes de la Liga Norte y del gobierno italiano.
la cumbre está organizada por el Ajuntamiento de Verona y patrocinada por la Presidencia del Consejo, la Región del Véneto y la Provincia de Verona. En el programa, entre estrictas medidas de seguridad, tres días de reunion y una procesión final.

La derecha italiana manifestará el regreso a la “familia natural”, la abolición de la ley sobre la interrupción del embarazo, el fin de los matrimonios LGTB. Se oponen a todo esto las asociaciones, a los académicos, ONGs, movimientos feministas y todo el archipiélago político y cultural que en medio siglo ha proyectado a Occidente en la órbita del respeto por los derechos humanos.

Para aumentar la tensión, la agenda del congreso, la lista de oradores y el apoyo institucional exhibido en los carteles. En la cumbre mundial de antiaborto y antiLGTB, participa también la extrema derecha europea, desde Fuerza Nueva hasta Amanecer Dorado, una gran representación de Rusia, ex repúblicas soviéticas y países africanos donde el divorcio, el aborto y la homosexualidad son delitos. Entre los más conocidos, el presidente de Moldavia, Igor Dodon, el ministro húngaro para la familia, Katalin Novak, el vicepresidente de la Duma rusa Olga Yepifanova, el patriarca de la Iglesia católica siria Ignazio Giuseppe III y el arzobispo ortodoxo Dmitri Smirnov, puente entre el presidente Vladimir Putin y el patriarca ruso Kirill: junto con los líderes tradicionalistas de Polonia, Ucrania, Serbia, Croacia, Albania y Georgia, la activista nigeriana anti-gay Theresa Okafor y la parlamentaria ugandesa Lucy Akello, que apoya la pena de muerte para El “delito de homosexualidad agravada” y el ideólogo estadounidense de derecha Steve Bannon, ex asesor del presidente Donald Trump.

Las asociaciones para los derechos humanos y los movimientos feministas, se movilizan así contra las “políticas regresivas apoyadas por las instituciones y el gobierno italiano”. Universidades, organizaciones internacionales, partidos de centro-izquierda e intelectuales denuncian, en cambio, las “conexiones ideológicas y financieras ambiguas que en Europa vinculan ahora a la extrema derecha, el radicalismo cristiano, la soberanía anti-UE y los círculos políticos rusos más cerca del Presidente Putin”.

La socióloga de la Universidad de Innsbruck, Kristina Stoeckl, ha dedicado un estudio a esto, siguiendo el congreso mundial de las familias desde el principio. “La defensa de la familia tradicional, dice, no es el objetivo principal. El punto de encuentro es utilizar la tradición cristiana para crear un consenso en torno a la soberanía nacional y los conceptos de derecha derivados del fascismo, contra la comunidad internacional que comparte y defiende el período de posguerra. Laicos son los derechos humanos promovidos por las democracias”.

Autor: aikkomad1

Activista LGTB y para los DDHH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s