Activistas LGBT salvadoreños critican la pérdida del estatus de inmigrante protegido

Defensores de los derechos LGBT en El Salvador han criticado duramente el anuncio de la administración Trump de que los salvadoreños ya no recibirán el estatus de inmigrante protegido en los Estados Unidos.

Los salvadoreños han podido recibir permisos de residencia temporales a través del programa Temporary Protected Status (Estatus de Protección Temporal) desde que dos terremotos devastaron el país centroamericano en 2001.

Hasta 200000 salvadoreños en los EEUU tienen el TPS, que permite a las personas de países que han sufrido guerra y/o desastres nacionales en las últimas dos décadas recibir permisos de residencia temporales. Tienen hasta el 9 de septiembre de 2019 para abandonar los EEUU o enfrentarse a una posible deportación.

“Tras el terremoto de 2001, El Salvador recibió una cantidad significativa de ayudas internacionales para ayudarlo en sus esfuerzos de recuperación, incluidos millones de dólares dedicados a la asistencia de emergencia y de largo plazo”, dijo el secretario de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen en un comunicado de prensa. “proyectos que han sido completados Las escuelas y hospitales dañados por los terremotos han sido reconstruidos y reparados, las casas han sido reconstruidas, y se ha proporcionado dinero para agua y para reparar carreteras y otras infraestructuras dañadas por el terremoto”.

Nielsen dijo que la demora de 18 meses en poner fin al TPS para los salvadoreños “dará tiempo a estas personas organizar su salida o buscar un estatus migratorio legal alternativo en los Estados Unidos” y dará tiempo para que El Salvador se prepare para el regreso y reintegración de sus ciudadanos “.

Decenas de defensores de los derechos de los inmigrantes que se reunieron frente a la Casa Blanca el lunes criticaron duramente la decisión de la administración Trump.

Los inmigrantes salvadoreños que huyeron de la guerra civil de su patria en la década de 1980 formaron en Los Ángeles pandillas callejeras violentas que a dia de hoy operan en todo El Salvador. La violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género siguen siendo generalizadas en el país.

“Es importante recordar que hay una gran cantidad de personas LGBT que se encuentran entre las personas afectadas por la cancelación de TPS”, dijo Ámbar Alfaro de ASPIDH Arcoiris Trans, un grupo de defensa trans salvadoreño. “Para las personas LGBT que regresan al país después de vivir en un lugar con oportunidades, será como retroceder 60 años en términos de todo lo que han logrado”.

Andrea Ayala, directora ejecutiva de Espacio de Mujeres Lesbianas por la Diversidad, un grupo de defensa salvadoreño conocido por el acrónimo ESMULES, describió en septiembre pasado la política de inmigración de la administración Trump como “deshumanizante”. Ayala citó el lunes estadísticas de la Campaña de Derechos Humanos que indican que más del 45 por ciento de los salvadoreños con TPS son LGBTQI.

“Esta información es relevante”, dijo Ayala. “Como país y estado, debemos tener en cuenta las políticas y leyes que debemos desarrollar para prepararnos para su integración en nuestra sociedad. Será un desafío para todos, ya que la sociedad salvadoreña está acostumbrada a la discriminación “.

59ad6fde1b000039005b4688

Autor: aikkomad1

Activista LGTB y para los DDHH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s