Huye de Mali porque es gay y en dos años llega a pie a Italia

Escapó a pie, de Mali a Italia. Un viaje de 10 mil kilómetros que duró más de un año y medio entre Túnez y los Balcanes, pasando por la Eslovenia hasta Nápoles, donde fue encontrado. Diara, el nombre es de fantasía, tenía poco más de 18 años cuando reveló a su familia, tradicional y conservadora, que era homosexual.

Es la historia que contó, Mauro Romualdo, un médico napolitano. Romualdo ha visitado Diara varias veces. No por sus traumas físicos pero por sus traumas psicológicos, más difíciles de certificar pero no por esto menos graves.

“Recientemente”, explica el médico, “me dijo que tenía una pareja, que lo amaba mucho, y su padre y su hermano descubrieron su homosexualidad y lo golpearon con una vara de hierro. Esa violencia casi lo mató”. Entonces escapó, ya no podía poner un pie en la casa. E incluso fuera, porque en su region más de 33 mil malienses fueron desplazados y cerca de tres millones de personas “viven en condiciones de inseguridad de alimentos”, a causa de un conflicto armado interno”(datos de amnistía internacional).

Su viaje, a pie desde Mali a Italia, duró más de un año y medio. “Y cuando llegó, ni siquiera sabía en qué estado se encontraba”. Recuerda el médico.
A menudo los refugiados son bienvenidos en grandes centros de recepción y en ese caso difícilmente recibirán atención médica adecuada. Un primer trauma, dice el voluntario, es causado solo por el desapego de su realidad. Hablamos de las condiciones de vida desesperadas que viven en sus países, hablamos de niños y niñas que a menudo se ven obligados a huir por muchas razones, de las guerras de los enfrentamientos entre clanes, a los problemas de la familia o incluso la no aceptación de la homosexualidad por familiares y de la comunidad. El recuerdo que tengo más claro de la historia de Diara es su inmenso arrepentimiento al ver que su padre, siempre amoroso hacia él, se había vuelto repentinamente tan violento “.

Casos como lo de Diara a menudo llaman la atención del médico. Romualdo visitó a muchos de los niños que desembarcaron en el muelle de Salerno el 5 de noviembre. A bordo de la barcaza estaban los cadáveres de 26 mujeres y cientos de inmigrantes africanos. “Fue difícil ponerse en contacto con esos tipos”, dice el médico. “La mayoría de ellos ni siquiera podía hablar”.

Africa Gay Rights Trump

Autor: aikkomad1

Activista LGTB y para los DDHH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s