La nueva Barbie lleva hjiab y no representa ningun estereotipo de la mujer

¿Recuerdas a Barbie y a su compañero Ken?. La toda rosa, las medidas improbables, piel blanca, pelo rubio y ojos azules, tan blanca y ejemplo de la raza aria que excluía a todas las chicas de piel oscura, de otras culturas y costumbres. En los últimos años, Mattel ha recibido muchas críticas. Principalmente impulsadas por un anti-sexismo no intersectorial. Nada sobre la blancura y mucho sobre el estereotipo de una mujer cuyas medidas obligaron a muchas niñas a medirse con un modelo estético que no se podía lograr.

Así que hace unos años se realizo una Barbie barbie mas femenina y eso fue un gran éxito de las feministas de Estados Unidos, mientras que otras mujeres se quejaron de que no consideran el problema desde un punto de vista post colonial. Solo con la Barbie blanca, sinónimo de éxito, con un coche bonito, el hogar perfecto, el jacuzzi para un baño colectivo y la serie infinita de ropa y accesorios con los que los humanos solo pueden soñar. O incluso no.

Estaba el tema de la “raza” y una clase progresiva que ciertamente no podía pasar desapercibida. Mattel luego corrijió a Barbie: muñecas de piel oscura, con ropa normal, cuerpos de varios tamaños, diferentes peines y la representación de una vida que debería suavizar la diferencia de clase. Aparte de esto, Mattel decidió enriquecer la campaña bajo el lema “Puedes ser todo lo que quieres” e incluso decidió producir una serie de Barbie de rostros y trajes inspirados en las mujeres que se han distinguido en el mundo con éxitos y los esfuerzos realizados con orgullo. Deportivas, actrices, directoras y profesionales en diversos campos creativos.

Este año es el momento de Ibtihaj Muhammad: la primera Barbie con el hijab. Ella es una campeona de esgrima que ganó los Juegos Olímpicos. Compitió con el hijab. También la historia de una mujer educada, graduada y llena de proyectos futuros. Una imagen que, en tiempos de islamofobia, destruye el modelo de la mujer con el “velo” silencioso y esclavo, cerrado en la casa y con mil prohibiciones para imposibilitar su crecimiento.

Ya hay alguien que habla de la islamización de las costumbres y que dice que el producto debe ser boicoteado porque un padre que protege a la raza aria no puede dejar jugar a su hija o hijo con una muñeca con hjiab.

Hijarbie_image_ini_620x465_downonly

Autor: aikkomad1

Activista LGTB y para los DDHH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s